jueves, 24 de marzo de 2011

Un cargador adorable...

Un día más perdiendo el tiempo para variar. Esta vez pretendía quedarme en casa haciendo el gilipollas intencionadamente, para así sentirme menos culpable, pero por razones ajenas a mí me vi obligada a salir. No contenta con haber caído en la tentación de comerme unos donetes de Eroski (D= ¡Horrible! ¡Ahora cuestan 0,50 euros más!) y un bocadillo de salchichón, decidí saciar tanto a mi estómago como a mi espíritu consumista y comprarme de una vez el cargador de las pilas.

Y es que después de quedarme medio muerta comprobando el estado de toooodas las pilas que andaban por casa (que no eran pocas) para descubrir que ninguna se salvaba de ser enterrada dentro de un contenedor (para pilas, por supuesto, que una intenta ser respetuosa con el medio ambiente), y mirar mis dos pilas recargables muertas de asco, me empecé a preguntar por qué ni una vez en los meses que tenía mi actual cargador había funcionado correctamente.

Así que sí, me llevó meses llegar a la conclusión de que necesitaba un cargador nuevo. O animarme a comprarlo, qué mas da. El caso es que hoy fue el gran día.

Con mi agenda, la cual ni uso, al fondo...

Y aquí está. La verdad es que me parece adorable. Parece un ratón, un ratón de ordenador, pero el hecho de pensar "Parece un ratón" hace que me imagine un ratoncito vivo que mueve los bigotes de forma encantadora. Así que supongo que estoy desarrollando alguna especie de amor enfermizo hacia mi nuevo cargador de pilas.

Amor no correspondido, por cierto. Estoy destinada a sufrir 'U_u

No me puedo creer que haya conseguido escribir una entrada tan larga hablando de un cargador de pilas...

Por cierto, curiosidad del día. Hace poco me enteré de que, para aquellos interesados en adelgazar, es bueno comer cada poco tiempo, pero no por ello comer más. Es decir, si a lo largo del día tienes que comer cierta cantidad de comida, distribuirla de forma que se coma algo cada 3 horas, aproximadamente, y así invertir energías en la digestión de forma más frecuente.

No sé, me parece un dato valioso, sobre todo para mí, que estoy intentando adelgazar, aunque sé que no estoy gorda pero es que a veces me siento como una morcilla. Y supongo que me anima la idea de que puedo comer frecuentemente, aunque sea poco.

2 comentarios:

Elwin dijo...

Ya empezamos? Nada de dietas auqnue esto no me parece tan decabellado, la verdad.
Me tendrás que enseñar a la nueva comida electrónica de Humo.

Katniss dijo...

¿Ya empezamos? No sé a qué viene esa reacción... ¬¬

Y no es su nueva comida, la comida es Humo.