jueves, 10 de septiembre de 2009

Siempre rara


Sinceramente, no sé cómo sentirme. No es que me haya pasado nada, ni que esté triste ni nada de eso. Pero tampoco estoy feliz. Bueno, no es la primera vez que esto me pasa. Las personas que me conocen saben que es normal ver a Laura con la mirada muy lejos, expresión cansada y actitud enfadada o depresiva. No es raro, una y otra vez caigo en el mismo agujero.
Aun así no es como antes. Ya no me hundo tanto, no me empujo a mí misma hacia abajo. Soy realista, y digo que si hoy estoy aquí, mañana saldré, no le doy importancia.
Y no es mi problema. Creo que puedo convivir con esto, estar todos los días feliz me cansa (hace cosa de un año pasé por un periodo de extrema felicidad, y al acabar no me sentó muy bien xD)
No sé por qué me siento más rara de lo normal. Nada ha cambiado. Sigo sintiéndome una extraña conmigo misma, como si no me conociera, y temiera hacerlo porque lo que voy a encontrar no me gustará. Supongo que quiero crecer, dejar de sentirme una niñata inexperta.


Dentro de un año empezaré de cero, o empezaré más bien, como dijo una buena amiga. Dentro de un año mi vida cambiará radicalmente. No sé lo que me espera y la verdad es que me da igual. Sólo sé que quiero aprender a superar mis problemas yo sola, sin tener la duda de si el éxito fue cosa de suerte. No quiero seguir sintiéndome encerrada en una pequeña ciudad con un pequeño círculo de amigos.
Y hasta entonces no sé qué hacer... Nunca sé qué hacer con mi vida, y acabo desperdiciándola.
Pensar nunca fue bueno xD

1 comentario:

Dolce dijo...

Sí.. yo a veces tampoco sé muy bien como sentirme.Añoro un poco de felicidad aunq está claro que si la tienes todos los días luego no lo sabes valorar.
Supongo que hasta que no puedas cambiar de vida deberías aprovechar las pequeñas cosas que en algún momento te dan alegría :)