viernes, 31 de diciembre de 2010

25 de diciembre

El día de Nochebuena no fue mal. Por la mañana reviví mi infancia viendo Pipi (Calzaslargas) y Heidi.

... Me dio dolor de cabeza xD

Jugando a las cartas (apostando, por supuesto, mi familia me ha criado para ser una ludópata) tuve una pequeña discusión con mi madre y mi tía. Digamos que a veces hablando puedo ser un poco brusca, y cuando mi tío Jose metió las narices en mi mano le respondí, nada maleducado, sólo que con mi tono de voz. Ahí fue cuando la señora Marisargento y mi madre se lanzaron sobre mí. Lo irónico es que si alguien tenía que estar molesto era mi tío, pero él me defendió diciendo que estaba hablando como siempre, al igual que mi abuelo.

Esto me hizo reflexionar... a mi tío y a mi abuelo apenas los veo, y no tienen por qué saber cómo hablo, ni que si estoy siendo brusca es sólo porque sí, sin intención de ofender a nadie. En cambio, las dos locas éstas, lejos de acostumbrarse y de aceptarme tal y como soy y me gusta ser, a medida que pasa el tiempo son más irritantes con este tema.

Lo cierto es que me da igual. Me gusta ser así, y sé que hay gente a la que también le gusta. Y, yo qué sé, me sienta bien estar de vez en cuando tan... insoportable. Sobre todo últimamente que me he perdido un poco, que me he sentido muy estúpida y sin comprender por qué. Para mí ha sido un alivio recuperar esta faceta de mi personalidad, que me hace sentir más fuerte y a gusto conmigo misma. Así que qué coño importa el resto xD

Pensando en los cambios de personalidad, siempre los sufrimos cuando venimos al pueblo. Yo me pongo así, brusca y agresiva, aunque, a pesar de lo que pueda parecer, mucho menos irascible y más paciente y con ganas de bromear, sin que me afecten tanto las cosas negativas.

Mi tía se vuelve más mandona aun, con ganas de controlarlo todo y de estar siempre haciendo algo, y con los demás, lo propio. Este comportamiento lo entiendo porque es una persona muy responsable y trabajadora, y siempre que ha habido problemas por aquí ha estado ella para facilitárselo todo a los demás.

Mi madre, en cambio... Ufff, cómo la odio. Es que es una hipócrita, y sospecho que tiene problemas de triple personalidad que ha podido contagiarme a mí. Pasa de agobiarse, agobiarme, enfadarse, e incluso acusarme de que no me importa venir al pueblo y ver a los abuelos, para después llegar aquí, comportarse como una niña chica, quejarse de ir a la residencia y, ante todo, no mover un dedo por nadie. Y encima anoche, me llamó puta delante de toda mi familia xD

A ver, los que me conocen saben que esas cosas no me importan, que soy la primera en bromear llamándome puta, o incluso diciendo que me gustaría serlo (puede que esté enferma...). Pero que llegue mi madre, estemos pasando un buen rato en familia, y sin aviso previo me llame más zorra que no sé quien que salía en esos momentos en televisión... como que me sentó mal.

A pesar de ello, no me puse a gritar ni nada por el estilo, me tranquilicé y respondí seria y fríamente (pero con un tono de voz que no era tan desagradable como para que volvieran a intentar arrancarme la cabeza por maleducada) que si decía eso, es que realmente no tenía ni idea de cómo era. Ya está.

Ella, con toda esa hipocresía, o puede que incluso fuera un intento fallido de arreglar las cosas, durante la noche me trató como si fuera la niñita de sus ojos. ESO es algo que odio. Porque mi madre no es así, ¿vale? No suele tratarme con tanto cariño, es algo que me parece tan falso y por guardar las apariencias. Y en cuanto desaparece la gente, vuelve a ser la de siempre, a hablarme mal (porque si alguien sabe hablar con brusquedad es ella) y a hacerme sentir como una mierda.

Y así lo demostró más tarde, yo en la cama tranquilamente jugando a un solitario (T.T) y ella entra y me suelta con un tono que me resultó amenazador (puede que no lo fuera pero a mí me lo pareció) "Que sea la última vez que me insultas y me tratas así delante de todos".

No sé si me perdí alguna parte imprescindible de la escena en el salón, pero hasta donde yo sé la única que salió de ahí insultada fui yo.

Por eso me irrita que después venga de buenas delante de los demás, e incluso haciéndose la pobrecita por tener una niña tan horrenda a la que no puede evitar querer. Y claro, el resto del mundo le da la razón, porque como yo no soporto esa actuación no le sigo el rollo, y sencillamente desaparezco de una forma que puede pensarse desagradable e ingrata por mi parte, todo para no soportar más engaños.

Estas cosas me hicieron daño durante bastante tiempo, cuando era más pequeña y realmente no sabía qué podía creer y en quién confiar.

Pero ya aprendí que lo mejor es desconfiar de todos. Especialmente de mi madre. No digo ni aconsejo a todos que desconfíen de sus madres (cosa que tampoco está de más pues las madres tienen tendencia a mentir y ocultar cosas a sus pequeños para defenderlos del mundo, consiguiendo todo lo contrario); pero sí de la mía.

Ay qué desahogo.

2 comentarios:

fullmyhenxu dijo...

Wow! Te vemos de vuelta!
Bueno, es normal que pase; pero no en el buen sentido sino que es hasta miedo al "qué dirán" en la propia familia!

Temor a la posible crítica negativa que puedan hacer de vosotros; cosa que suele pasar cuando son miembros de la familia que se ven pocas al año.

La impresión es lo que se suele tener en cuenta y nada más que la IMPRESIÓN, cuando en el fondo no sirve para nada, es todo superficial; apariencia.

Pero bueno, qué se le va a hacer. Espero que hayas pasado unos días en los que puedas haber descansado un tanto y empezar con buen pie éste que está al llegar.

Un abrazo!
Feliz Año Nuevo ^^

Katniss dijo...

Sí, todo apariencia... E hipocresía e incomprensión xD

Pero dentro de lo que cabe ha sido bastante agradable. Ha sido la mejor Nochebuena en familia que he pasado desde que tengo memoria. Creo que, irónicamente, ha sido también por guardar las apariencias xD

Es que la hemos pasado en el asilo; es el primer año que tenemos allí a mi abuela y no era buena idea moverla y llevarla al pueblo. Y supongo que ese cambio de entorno y las visitas de unas pocas personas que por allí estaban nos han sentado bien.

Me ha alegrado esa emoción por mi regreso xD

¡Gracias! ¡Un abrazo!