lunes, 8 de agosto de 2011

Cuaderno de bitácora I

Domingo 7 de agosto, 22:30

Bueno, ésta es mi segunda noche en el pueblo. El tiempo pasa muy leeeentoo, y eso que intento estar siempre ocupada para que se me haga más ameno.

Empezando por el principio, el viaje hacia aquí. Mi madre conduciendo temerariamente, posiblemente producto de un aumento de ceguera que se niega a que le revisen. Yo de copiloto mirando con ojos como platos a la carretera y sujetándome a lo que pudiera.

Como ya había visto este comportamiento al volante la mañana anterior (el pobre Ender casi no vive para contar cómo la loca de mi madre se metió en dirección prohibida...), fui apuntando los "incidentes" a medida que ocurrían, que son:

_Estar a punto de atropellar a un peatón en un cruce al frenar demasiado tarde y quedarse parada en medio del paso de peatones.

_Salirse de la carretera (casi iba haciendo eses, aunque que yo supiera no había bebido).

_Una vez ya recogida mi tía en Cáceres, intentando adelantar a un camión se pegó demasiado a él y por poco no chocamos. Aquí mi tía empezó con los gritos histéricos (lo cual es bastante lógico).

_Pasando por Plasencia vi un cartel en el que anunciaban que iban a construir un Fmac. Me pareció curioso así que lo mencioné, sin alzar la voz ni nada. Como ninguna de las dos me entendió, me preguntaron, distrayéndose mi madre, pegando un volantazo a la izquierda y comiéndonos un bordillo (suerte que no venía ningún coche de frente y se trató sólo de un bordillo). Por supuesto, la culpa de este suceso era de mi tía y mía, por distraer a la pobre de mi madre.

_A lo largo de todo el viaje, siguió pegándose mucho a los coches manteniendo una velocidad desconcertantemente alta y, producto de ello, pegando frenazos cada dos por tres (mi espalda lo ha sufrido enormemente T.T)

_En un ceda el paso no paró, casi no deja pasar a un coche y se quedó parada en medio de la carretera cortando la circulación.

_Llegando a nuestro destino, casi se lleva a DOS (ni uno ni tres, si no dos) coches por delante cuando éstos intentaban salir de un aparcamiento (que en parte la culpa es suya por salir sin mirar, pero bueno...). Otra vez se queda parada en medio de la carretera.


Es decir, antes de llegar al pueblo ya había una tensión bastante incómoda en el aire. Yo intenté tomármelo a coña porque con mi familia o te lo tomas así o buscas un objeto propicio para ir aplastando cabezas. Pero me alegro de poder decir que ahí se quedaron las discusiones. Lo demás ha sido ir a visitar a mi abuelita a la residencia y esconderme en mi cueva a seguir viendo One Piece y leer.

Cunclusión de todo esto: tengo que sacarme el carnet cuanto antes. Creo que seré muy torpe al volante, pero peor que mi madre no puedo ser xD

Claro que me lo sacaré si llego viva el jueves a Badajoz, que encima hacemos todo el viaje mi madre y yo solas...

En fin, voy a seguir leyendo. Mañana por la mañana intentaré conectarme en la biblioteca y publicar esta entrada.

Un abrazo ^^

2 comentarios:

Elwin dijo...

Jajaja, estás cambiando mucho tu estilo a la hora de escribir. Y, me gustan los cambios que le has hecho al blog.
No te he podido llamar al poueblo porque solo he estado en casa por las mañanas y a esa hora creo que tu no andas por allí y por la noche como que no es plan.

Katniss dijo...

xD ¿En qué ha cambiado mi estilo?

Resulta que en mi pueblo también hay tarifa, así que si puedo llamarte yo (de hecho ayer lo intenté) dame un toque y lo hago.

Ayer por la mañana estuve en la biblioteca y en los Cascarones, y por la tarde, de cinco menos algo a ocho y algo estoy en la residencia.

Hoy por la noche creo que voy a salir a dar una vuelta con mis tios, pero siempre que esté en casa te llamo y a ver si hay suerte.

Espero que lo estés pasando bien bonita :) Un beso.